• sst-safework

Celebre las fiestas de Halloween con seguridad y prudencia













A propósito de las celebraciones de Halloween que se realizarán este fin de semana, el Consejo Colombiano de Seguridad (CCS) hace algunas recomendaciones a los padres de familia y cuidadores, con el fin de que esta esperada noche no se convierta en un dolor de cabeza.

De acuerdo con el CCS, la comunidad debe tener en cuenta que por lo menos 6 tipos de riesgos amenazan la integridad de niños y adultos como son riesgo de asfixia, de alergia, riesgo por el tipo de materiales, así como por el exceso de consumo de dulces, riesgo de accidentes viales y el riesgo físico.

Uno de los riesgos que más llama la atención es el de asfixia porque en ocasiones se utilizan disfraces con máscaras o caretas sin ventilación que además, a veces impiden la visibilidad, al igual que aquellos que hacen uso de accesorios como collares, piedras o aretes porque al introducirlos en la boca puede generarse un atoramiento. Tampoco es recomendable el uso de cordones, especialmente en la zona del cuello, por el riesgo de estrangulamiento, así como de plumas o lazos.  Para la elección de los materiales, el principal factor a tener en cuenta es el clima en el que será usado el disfraz por el niño. Por ejemplo, los animales fabricados con peluche son los menos adecuados para climas cálidos, mientras que resultan ideales para climas fríos o templados.

Igualmente es necesario que si se alquila un disfraz para grande o chico, observar que no sea de un material al que sea alérgico o que no se encuentre limpio. Hay que lavarlos. Las alergias pueden presentarse también por el maquillaje, por lo que se debe verificar que no sean tóxicas.

Frente al material de los disfraces, el principal peligro es el alto riesgo de inflamabilidad, y por tanto el riesgo de quemaduras. Se recomienda elegir materiales no inflamables, preferentemente algodón, para evitar además reacciones alérgicas, y de igual manera, mantener al niño alejado de cualquier fuente de calor intenso (llamas, estufas, bengalas, cigarrillos, fuegos artificiales, etc.).

Se deben evitar telas pesadas y vestidos con largas caídas que puedan producir accidentes, especialmente en las escaleras eléctricas, ascensores o juegos mecánicos, eligiendo previamente la talla adecuada para evitar tropezones y caídas. Lo ideal es que el niño pueda ver, comer, moverse y comunicarse sin problema. Para los bebés, se aconsejan trajes estilo pijama, especialmente si viven en clima frío.

Consumo de dulces

Uno de los riesgos que más preocupa es el consumo de caramelos. Hay que señalar que los menores de 4 años no deben consumir dulces duros, redondos ni pequeños (aquellos que les quepan en la boca), pues podrían atorarse con ellos. Se aconsejan chocolates y colombinas grandes.

Se hace necesario inspeccionar los dulces fijándose en signos de manipulación antes de permitir que sus hijos los consuman. Los dulces deben estar en su envoltorio original y sin abrir. Los padres deben mirar qué clase de golosinas les ofrecen a sus hijos. Observar si la envoltura está sellada y en buen estado; que el dulce no esté adulterado, roto, vencido o el empaque húmedo.

Guardar únicamente los dulces que no estén abiertos. Si al pequeño le brindan alimentos de preparación casera, rechazarlos si se ven en mal estado. Un dulce debe tener olor, color, sabor y textura característicos. No es normal que luzca decolorado, deteriorado y con sabor rancio.

Recomendaciones de seguridad en centros comerciales:

  1. Si su pequeño ya camina, pero todavía entra en un coche, llévelo en él y no permita que se baje, de esta forma siempre lo tendrá cerca y vigilado.

  2. Si le es posible, invite a algún amigo o familiar para que le acompañe. Siempre es mejor tener a una persona que lo apoye.

  3. Si acude a un centro comercial o plaza apóyese con accesorios que le permitan cuidar de su bebé, tales como canguros (puedes tener las manos libres) o correas (arnés) para sujetarlo.

  4. Cuando el niño es más grande, acuerde con él un lugar de reunión en caso de que se pierda. Esto es una buena medida para implementarse siempre que salga, sea o no temporada de Halloween.

Antes de acudir al centro comercial: recuerde que no es conveniente dirigirse a aquellos centros comerciales en los que haya demasiada gente, por el contrario, es preferible elegir aquellos lugares en los que usted esté seguro que no habrá congestión.

En el interior del centro comercial: si el niño por cualquier motivo va caminando (pues se han agotado los carritos), es preciso llevarlo cogido de la mano y vigilar constantemente que no se golpee y lesione con los estantes o mostradores.

Ascensores – Normas generales de utilización por parte de los niños: varias son las normas o precauciones generales que han de tenerse en cuenta al hacer uso del ascensor, ya que su estricto cumplimiento puede evitar que se produzcan ciertos accidentes, a menudo de gravedad. Estas precauciones son:

  1. Los niños no deben utilizar el ascensor si no van acompañados de un adulto.

  2. Nunca hay que forzar la apertura de la puerta del ascensor, mucho menos si no se encuentra completamente detenido, es decir, que haya llegado al piso correspondiente.

  3. Pulsar una sola vez (no repetidamente) el piso deseado. Igualmente, no pulsar  botones innecesarios.

  4. No sobrecargar el ascensor con más peso del  permitido.

  5. No colocar  objetos entre sus puertas, ya que ello impediría el cierre completo de las mismas.

  6. No entrar en el ascensor hasta que sus puertas estén completamente abiertas.

  7. No hacer movimientos bruscos dentro del ascensor.

  8. Antes de entrar en el ascensor hay que dejar salir a las personas que lo están utilizando, es decir, esperar que el ascensor se vacíe para ingresar.

  9. Entrar y salir sin prisa alguna para evitar chocar con las otras personas que están esperando.

  10. Al salir del ascensor procurar no tropezar  con el escalón que queda cuando el ascensor no para justamente en el piso deseado.

  11. No utilizar el ascensor si se halla en reparación o en caso de que se haya declarado un incendio u otro tipo de emergencia.

Escaleras eléctricas: los niños son los que más frecuentemente se accidentan en las escaleras eléctricas, siendo los dientes finales de las mismas donde más peligro se presenta, ya que es en este lugar donde se enganchan los objetos. Por eso es necesario:

  1. Nunca dejar que los niños suban o bajen solos por las escaleras eléctricas de los centros comerciales, ya que pueden lesionarse sino están atentos.

  2. Evitar que los niños salten o tengan movimientos bruscos cuando están utilizándolas.

  3. No  llevar coches, sillas de paseo ni carritos de compras al utilizarlas, pues hay peligro de que se puedan volcar.

  4. Vigilar que los niños no salten por las barandas al otro lado de la escalera.

Niño extraviado: otro de los aspectos a tener en cuenta y, que por desgracia es muy frecuente, es que el niño ante un mínimo descuido se pierda entre la gente que en aquel momento llena el centro comercial.

En estos casos hay que mantener la calma y  contactar con a un vigilante de seguridad  describiéndole las características del niño que se ha perdido (nombre, edad, altura, cómo va vestido, color de los ojos y otros datos que pudieran ser de utilidad).

Una vez se ha encontrado el niño, sin duda asustado, hay que animarlo.

Recomendaciones adicionales: si su pequeño conoce los peligros a los que puede verse expuesto, le será mucho más fácil enfrentarlos cuando estos se presenten. Sumado a lo explicado anteriormente, usted también puede:

  1. Vigile de cerca a su hijo e, igualmente, acompáñelo al baño.

  2. Manténgalo siempre al alcance de la vista, no permita que canime detrás de usted. Igualmente, enséñele que siempre debe permanecer al lado suyo y que le avise primero a usted o a la persona a cargo antes de ir a cualquier lugar.

  3. Si el niño se separa de usted en cualquier momento y se pierde, enséñele que debe buscar a un vendedor dentro de una tienda o al personal de seguridad del centro comercial. Nunca debe ir al parqueadero a buscar su vehículo.

  4. Enséñele los estereotipos correctos de un personal de seguridad o vendedor de tienda (el tipo de uniforme que deben portar, si cuenta con una placa distintiva) para que se le facilite identificarlos.

  5. Es importante que los menores de seis años de edad porten un papel con su número telefónico en una de las bolsas del pantalón o, preferiblemente, un brazalete de seguridad.

  6. Asegúrese de que el pequeño no porte ropa o artículos con su nombre a la vista fácil de desconocidos, ya que fácilmente una persona puede acercarse a él y comenzar una conversación.

  7. Nunca deje al niño en un área de juegos o tiendas especializadas en artículos infantiles, ya que el personal encargado de estos lugares no está entrenado para cuidarlo.

  8. Ponga mucha atención al vestuario de su hijo, de tal forma que pueda describirlo fácilmente en caso de que se pierda.

  9. Porte siempre una fotografía reciente de su hijo, de tal forma que pueda facilitar al personal de seguridad.

  10. Instrúyalo para que no acepte obsequios ni invitaciones de extraños.

  11. Si el niño dice estar cansado o tener hambre, es mejor hacer una pausa en el camino y tomarse un tiempo para ir a una cafetería y relajarse.

Contacto Prensa

Claudia González

claudia.gonzalez@ccs.org.co



Fuente: https://ccs.org.co/salaprensa/index.php?option=com_content&view=article&id=620:halloween&catid=325&Itemid=861

Síguenos en https://www.facebook.com/Sst.Safework/ 

1 vista